Esta Prueba te puede Ayudar a Prevenir el Alzheimer

octubre 22, 2019
Younger and older hands reach a rose, Alzheimer's Test Blog

Junio es el mes del Alzheimer y la concientización del cerebro, y nos concierne a todos aprender e involucrarnos en su prevención. El desarrollo de la enfermedad de Alzheimer tiene muchas facetas, pero recientemente, se hizo una conexión entre el declive cognitivo y los niveles elevados de glucosa en la sangre. Algunos especialistas se refieren al Azheimer como la Diabetes tipo 3.

La glucosa es el alimento de nuestro cerebro, es por eso que pide azúcar cuando está fatigado. Aún así, el exceso de glucosa también es perjudicial para nuestro cerebro: y ahí es cuando ocurren la pérdida de memoria y el envejecimiento celular acelerado. Una dieta alta en carbohidratos es el factor de riesgo principal para la demencia.

Los carbohidratos refinados como el azúcar y la harina blanca, ocasionan que el azúcar suba considerablemente y luego baje; por lo tanto, el rápido subidón que sentimos cuando tomamos azúcar seguido del también rápido bajón dentro de una hora o dos cuando caen los niveles de glucosa y regresan la fatiga e irritabilidad.

Una prueba de glucosa en ayunas de 70 – 90 se considera normal. Cuando el azúcar en sangre excede los 100, sugiero hacer una prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c).

La prueba de hemoglobina glicosilada (o HbA1c) mide el metabolismo de la glucosa por un periodo de 3 meses, y proporciona un panorama completo del promedio de los niveles de azúcar en la sangre. Una vez que sabemos, podemos controlar la glucosa en la sangre por medio de la dieta, ejercicio, reducción de estrés y nutrientes. Saber tu hemoglobina glicosilada es fundamental para prevenir la diabetes y la inflamación, ambos son factores de riesgo significativos para el encogimiento del cerebro y Alzheimer.

Déjame mostrarte cómo mantenerte alerta y reemplazar tus carbohidratos refinados sin perderte de deliciosas comidas.

Sigue estas pautas para estabilizar el azúcar en la sangre:

  • Haz 6 comidas al día, o tres comidas normales con refrigerios entre comidas.
  • Siempre mezcla proteínas y grasas con carbohidratos.
  • No consumas azúcar refinada o harina.
  • No permitas que te de hambre.
  • Nunca comas carbohidratos solos – siempre incluye proteína.
  • Come un poco antes de hacer ejercicio y después.
  • Toma mucha agua. Calcula la mitad de tu peso corporal en libras, y bebe el mismo número de onzas de agua al día: (150 libras es igual a 75 onzas de agua al día).
  • Añade vitamina B, Cromo, Vanadio y Berberina para controlar tu glucosa en la sangre.
¿Estás listo para tomar el control de tu salud? Agenda una cita