La Ciencia de la Hidroterapia para el tratamiento de COVID-19 (Coronavirus)

Published: abril 24, 2020 By: Dr. Leslie Korn

La hidroterapia y el uso de calor y frío tiene una larga historia en la medicina alrededor del mundo. El agua caliente y fría (baños de inmersión, baños de pies) así como saunas, las cabañas de sudor y los temazcales son formas utilizadas para mejorar el sistema inmune innato.

La literatura de investigación sugiere que aquellos que toman baños de agua caliente seguidos de un rápido baño de agua fría tuvieron un índice menor de infecciones virales y de mortalidad durante la pandemia de 1918. Recientemente, se está explorando su aplicación para el tratamiento de COVID-19, pero se cree que sus efectos positivos son similares.

Se teoriza que esta respuesta física es el resultado de una función inmunitaria mejorada en respuesta a las aplicaciones de calor y frío. El uso de la hidroterapia se utiliza para la prevención; y si uno se enferma, se debe realizar diariamente de manera intensiva durante la enfermedad.

Se ha descubierto que el uso frecuente de sauna reduce el riesgo de neumonía . El neumólogo Roger Seheult, es uno de los médicos que trabaja en esta área de aplicación clínica e investigación. Aquellos de ustedes que han estudiado conmigo, recuerdan que he compartido una práctica de aplicar un fomento de mostaza caliente en el pecho cuando se padece bronquitis y neumonía.

El uso de sauna es muy común en Finlandia y eso puede contribuir al bajo número de casos de COVID-19 y la baja mortalidad comparada con los países vecinos nórdicos quienes tienen estrategias similares de quedarse en casa y de aplicar pruebas. Este artículo analiza la reducción en los días de enfermedad entre las personas que utilizan métodos de duchas frías y tiene una excelente revisión de las respuestas fisiológica y neuroendocrina a las duchas frías.

En mi análisis, las diferentes respuestas inmunitarias en individuos identificados en distintos artículos de investigación sugieren que, como muchos métodos naturales, esas técnicas de hidroterapia sirven para equilibrar las necesidades específicas de los individuos, más que un único tipo de respuesta efectiva para todos. Recuerda que la raíz de la palabra medicina viene del sánscrito MA, que significa medir, equilibrar. La verdadera medicina ayuda a recuperar el equilibrio y mantener la resiliencia para pelear contra los factores estresantes.

Las duchas calientes que terminan con un chapuzón de agua fría, o saunas que terminan con brincos en la nieve o una inmersión en lagos congelados, son todos maneras excelentes de reforzar la salud inmunitaria, levantar el ánimo y ayudar a evitar la depresión por la cuarentena.

Fiebre

Este concepto de calor también aplica a la función sanadora de la fiebre que usa el cuerpo, y por qué el control de la temperatura mayor a los 102-103 grados Fahrenheit (y no la disminución de la fiebre) generalmente es un tratamiento seguro (específico al paciente) para permitir al cuerpo luchar contra la infección.

Más recursos

Mi práctica en telemedicina de la salud mental integral y la medicina natural para las secuelas relacionadas con el trauma está abierta y activa. Me alegrará mucho tener noticias tuyas.

¿Te interesa saber más sobre Medicina Natural? Tengo módulos de hidroterapia en mis programas de capacitación continua/certificación para la salud mental (¡ahora con descuento!) y en mi próxima certificación y curso de capacitación continua de 25 horas de Medicina Integral y Nutrición para la Diabetes Tipo 2, Deterioro Cognitivo y Alzheimer.

Revisa nuestra nueva página de certificación y la lista de médicos dinámicos que trabajan con nosotros.

¿Estás listo para tomar el control de tu salud? Agenda una cita