June is PTSD Awareness Month! To promote mental health and the use of integrative approaches and nutrition, I offer you 2 certifications for $449! This package provides 45 CE’s. *Valid until June 7th.

Get the bundle!
 

Neurotransmisores e Intestino ¿Cómo se Relacionan?

Plastic brain model Photo by Robina Weermeijer on Unsplash

¿Qué son los neurotransmisores?

Los neurotransmisores (NT) son sustancias químicas del cerebro que se encargan de pasar información a través de nuestro cerebro y cuerpo. Funcionan transmitiendo señales entre las neuronas. Afectan el estado de ánimo, el sueño, la concentración, el peso, los antojos de carbohidratos y las adicciones, y pueden contribuir a la depresión, el dolor, la ansiedad y el insomnio cuando no están en equilibrio.

La conexión Intestino-Cerebro

La investigación continúa explicando las formas en que los alimentos afectan la forma en que se producen los NT en el intestino y cómo, a su vez, esto afecta al cerebro y la mente. Las bacterias amistosas juegan un papel en la producción de ácido gamma-aminobutírico (GABA), el NT “ansiolítico” que sugiere la compleja relación que existe entre el cerebro y el intestino. El intestino y el cerebro regulan la conducta alimentaria y el apetito mediante neurotransmisores.

La dopamina y la serotonina son los dos neurotransmisores principales asociados con la regulación de la ingesta de alimentos (Bello y Hajnal, 2010; Capasso, Petrella y Milano, 2010). Por ejemplo, cuando las personas comienzan con inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) o el aminoácido serotoninérgico 5-HTP, pueden sentir náuseas como consecuencia de un aumento en los niveles de serotonina en el intestino. El estrés afecta la digestión y la mala digestión afecta los neuroquímicos que influyen en el estado de ánimo y el bienestar.

Al igual que el cerebro, el segundo cerebro utiliza más de 30 NT y el 95% de la serotonina del cuerpo se encuentra en el intestino. Además, los niveles altos de serotonina también están relacionados con el síndrome del intestino irritable (Hadhazy, 2010).

Foto del torso de una mujer tocando su estómago

Photo by Ava Sol on Unsplash

Estado de Ánimo, Intestino y Cerebro

Una digestión deficiente de proteínas tiene como consecuencia que los aminoácidos no estén disponibles para el cerebro en apoyo a la producción de NT, lo que afecta directamente el estado de ánimo, el sueño y los antojos. El uso excesivo de antibióticos, junto con la insuficiencia de prebióticos en la dieta -que preparan el entorno de los intestinos para desarrollar una microbiota intestinal saludable-, afectan la producción de NT y, posteriormente, causa problemas en el estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad.

Se cree que la mayoría de los antidepresivos funcionan aumentando la disponibilidad de neurotransmisores específicos, pero esta teoría no está probada; a menudo tienen efectos secundarios, conducen a desequilibrios químicos, tienen una eficacia limitada (especialmente en la depresión leve a moderada) y se vuelven menos efectivos con el tiempo. La teoría de los trastornos del estado de ánimo, que se basa principalmente en el desequilibrio del NT, está dando paso a una comprensión más holística de las múltiples influencias en el estado de ánimo y la cognición, de las cuales la función del NT es solo una. De hecho, el trabajo pionero de Kirsch et al. examinó el papel del efecto placebo en la depresión y sugirió que no hay una diferencia significativa entre el efecto antidepresivo y el efecto placebo excepto en los deprimidos severamente, y para los deprimidos severamente es “la relación entre la severidad inicial y la eficacia antidepresiva [que] es atribuible a una menor capacidad de respuesta al placebo entre los pacientes con depresión muy grave, en lugar de una mayor capacidad de respuesta a la medicación” (2008, p. 266).

En mi libro Nutrition Essentials for Mental Health, exploro el uso de la terapia con aminoácidos como un método complementario o alternativo a los medicamentos antidepresivos y ansiolíticos para influir en las NT con un enfoque natural. Estos aminoácidos de grado farmacéutico se pueden combinar de acuerdo con las necesidades bioquímicas específicas del individuo para proporcionar los componentes básicos que apoyan la producción específica de NTs.

¿Estás listo para tomar el control de tu salud? Agenda una cita