Di Sí a la Nutrición Individualizada

Vegetable Roka Salad with feta white cheese, green salad, tomatoes and olives Food photo created by azerbaijan_stockers - www.freepik.com

Una idea que te ayudará a adoptar un enfoque individualizado para tu dieta y alimentación es la metáfora de un automóvil. Diferentes tipos de vehículos requieren diferentes tipos de combustible. Por ejemplo, si pongo combustible de 87 octanos en un automóvil que solo lleva diesel, puedo destruir el motor. A algunos coches les va mejor con un octanaje más bajo y algunos con un octanaje superior; el combustible adecuado asegura el buen funcionamiento del vehículo. Esto no siempre significa que un vehículo no funcionará, sino más bien que no funcionará de manera óptima o en la forma en que debe hacerlo.

La importancia de usar la gasolina adecuada para un automóvil es análoga a cómo tratamos nuestro propio “motor”. Cada uno de nosotros tiene un motor que requiere una mezcla diferente de “combustible”. Este combustible nos lo dan los alimentos y se compone de proteínas, carbohidratos y grasas. La mezcla de combustible correcta, es decir, la proporción correcta de proteínas, carbohidratos y grasas para el individuo, asegurará un funcionamiento saludable y sin problemas. La premisa de que una dieta saludable debe adaptarse al individuo, premisa que está se basa en la ciencia, aclara toda la confusión que existe sobre las diversas dietas y la investigación sobre ellas que arrojan resultados algunas veces positivos y otras negativas. No es la dieta lo que determina el bienestar, sino la adecuada elección del “combustible” de acuerdo con el individuo. Para continuar con la analogía entre el combustible de un automóvil (y la combustión que lo mueve hacia adelante) y el combustible humano, como los alimentos, lo que estamos analizando científicamente se llama oxidación. La oxidación es la velocidad a la que quemamos carbohidratos o glucosa. Algunos de nosotros quemamos carbohidratos más rápidamente y otros los quemamos más lentamente; la velocidad a la que quemamos los carbohidratos puede considerarse nuestro tipo nutricional.

Continuemos con la metáfora del automóvil para examinar las conexiones cuerpo-mente involucradas en nuestras elecciones dietéticas: Diariamente, uno tiene que asegurarse de que el motor (el sistema digestivo-cerebro) tenga la mezcla de combustible adecuada (carbohidratos, proteínas y grasas). Si el octanaje es demasiado bajo, se produce un efecto contraproducente (fermentación y gas). Si es demasiado alto, no se usa y es un desperdicio, dejando depósitos de desperdicio (gota). A intervalos periódicos hay que cambiar el filtro de aceite (vaciar la vesícula biliar), afinar el motor (descansar), poner lubricante (ingerir aceites de pescado o hidratarse) y, por supuesto, lavar el coche (desintoxicar).

Un automóvil puede funcionar bien cuando es nuevo (joven), pero cuando alcanza la marca de 50,000 millas (40-50 años) comienza a averiarse, si es que aún no lo ha hecho. El clutch se vence, los frenos fallan y, bajo estrés extremo, como inviernos fríos y húmedos, la parte inferior se oxida (base suprarrenal) y la pintura (piel) se agrieta. ¡La verdad es que las personas a menudo cuidan mejor sus autos que sus cuerpos!

Aderezo para el Cerebro

Una manera fácil de promover tu salud mental, es hacer tus propios aderezos para ensaladas con los ingredientes que mejor te ayuden a cuidar tu salud. Un alimento preparado, por más simple o complicado que sea, es medicina para tu cuerpo y mucho mejor que los productos del supermercado. Casi cualquier aderezo te servirá, pero este es uno de mis favoritos.

Puedes hacer un frasco y luego agregar distintas hierbas cada día para que sea variado para tu semana de ensaladas. Esta receta rinde aproximadamente 2 tazas de aderezo.

Ingredientes:

  • 3⁄4 taza aceite de oliva extra virgen
  • 1⁄4 taza aceite de cáñamo orgánico
  • 10 cucharadas de vinagre balsámico
  • 8 cucharadas de vinagre de sidra de manzana crudo
  • 2 cucharadas de agave oscuro, jarabe de maple puro o miel cruda
  • 1 cdta. sal marina
  • 2-3 dientes de ajo finamente picados
  • Pimienta negra recién molida, al gusto

Direcciones:

  1. Bate todos los ingredientes
  2. Guarda en un frasco de vidrio. Se mantendrá durante 1 semana. Complementos opcionales: 4 cucharaditas de mostaza Dijon, 2 cucharaditas de polvo de curry.

Obtén más información sobre cómo mejorar tu estado de ánimo en función de lo que comes, leyendo mi libro The Good Mood Kitchen: Simple Recipes and Nutrition Tips for Emotional Balance.

¿Estás listo para tomar el control de tu salud? Agenda una cita