Día Nacional de la Comida Chatarra

Table with hamburgers, soda and french fries Photo by Paula Vermeulen on Unsplash

Comida chatarra… ¡Difícil de resistir! Los antojos llegan y es muy tentador caer con esa bolsa de papas fritas, galletas y cualquier otra cosa que pueda estar escondida en nuestra alacena.

Pero es importante que recordemos que una mala nutrición conduce a y agrava las enfermedades mentales. Si nos enfocamos en una dieta personalizada y rica en nutrientes, nuestra mente y cuerpo nos lo agradecerán. ¡Cambiar nuestra dieta requiere tiempo y paciencia! Es por eso que, en honor a elegir opciones más saludables en el Día Nacional de la Comida Chatarra, te comparto una de mis deliciosas recetas favoritas de chocolate de mi libro más reciente, Natural Woman: Herbal Remedies for Radiant Health at Every Age and Stage of Life. ¡Es perfecto para cuando llegan los antojos!

Dulce de Coco, Chocolate y Pimienta Cayena

Mi esposo Rudolph creó este dulce de chocolate, cayena y coco. Hacerlo requiere unas pocas horas por la tarde, así que reúne a niños y ancianos por igual un fin de semana y preparen un montón de dulces saludables para que todos se lleven a casa. Esta receta produce muchos dulces que se pueden congelar para comer después. ¡Es la comida perfecta para el cerebro!

Rinde 24 dulces

Ingredientes

  • ½ tza. agave azul, miel local cruda o jarabe de arce; o 20 a 25 gotas de stevia líquida
  • 2 cdas. mantequilla
  • 2 tzas. coco rallado sin azúcar, ligeramente empacado
  • ¼ a ¾ de cdita. de pimienta cayena molida, según su gusto
  • 500 g. chocolate amargo (sin azúcar agregada), picado o partido en trozos pequeños
  • 30 a 35 almendras ligeramente tostadas y sin sal

Direcciones

  1. En una cacerola, hierva el agave a fuego medio. Agrega la mantequilla y derrite, revolviendo ocasionalmente.
  2. Una vez que esté completamente integrado, retira del fuego y deja reposar de 2 a 3 minutos. Agrega el coco lentamente, revolviendo hasta que esté completamente cubierto. Luego agrega la pimienta de cayena. Nota: cuando prepares los dulces pensando en los niños, deja a un lado un poco de la mezcla antes de agregar la pimienta de cayena en caso de que a los niños no les guste lo picoso.
  3. Coloca una hoja de papel encerado en una tabla de cortar limpia. Vierte la mezcla de agave y coco sobre el papel de hornear, extendiéndola con una espátula o con el lado plano de un cuchillo. Extiende la mezcla hasta un grosor de 1-1.5 cm. Forma un rectángulo de 22×10 cm. y cúbrelo con otra hoja de papel encerado. Con un rodillo o una botella, enrolla ligeramente la mezcla hacia afuera hasta que tenga aproximadamente 6 cm. de espesor. Deja que la mezcla se enfríe un poco, retira el papel encerado superior y luego corta la mezcla en tiras de aproximadamente 3 cm. de ancho. Trabajando transversalmente, corta las tiras nuevamente en rectángulos de 5 cm. (Consejo: cubre el cuchillo con mantequilla para evitar que la mezcla se pegue). Desliza los cuadritos de coco, aún en el papel, en una bandeja de media hoja, dejándolos reposar en el refrigerador mientras preparas el chocolate.
  4. A continuación, haz un baño maría para el chocolate. Pon el chocolate en un bol resistente al calor. Coloca el recipiente sobre una olla con agua hirviendo, pero no permitas que el recipiente toque el agua. Derrite el chocolate, revolviendo constantemente con una espátula de goma, hasta que esté suave. Retira el chocolate derretido del fuego.
  5. Coloca otro trozo de papel encerado en la tabla de cortar. Trabajando rápidamente mientras el chocolate aún está caliente, extiende una fina capa de chocolate en un rectángulo que sea más o menos del tamaño de la hoja de cuadritos de coco, usando solo la mitad del chocolate derretido. Cuando termines, colócalo en el refrigerador para que se enfríe durante 15 minutos o hasta que esté firme. Retira los cuadritos de coco y el chocolate del refrigerador e inmediatamente desmolda encima del chocolate. Presiona firmemente con las manos. Retira el papel encerado del coco. Con un cuchillo, separa los cuadros de coco y chocolate siguiendo los cortes realizados anteriormente.
  6. Cubre cada cuadro de coco con una almendra tostada. Con una cuchara, coloca el resto del chocolate derretido en los cuadros de coco, creando una capa uniforme. Refrigera la sartén durante 20 a 30 minutos para permitir que el chocolate se endurezca. Vuelve a cortar los cuadros y refrigere hasta que esté listo para servir.

Disfruta y asegúrate de hacerme saber lo que piensas. ¡Nos encanta recibir tus comentarios! ¿Buscas más ayuda para implementar una dieta óptima? Únete a mi curso, The Brainbrow Blueprint for Mental Health y consulte mi libro, Nutrition Essentials for Mental Health: A Complete Guide to the Food-Mood Connection, con instrucciones paso a paso para alimentos para un buen estado de ánimo.

¿Estás listo para tomar el control de tu salud? Agenda una cita