Mi historia

Cómo sucedió todo…

Mi historia continúa…

 

La selva citadina o la sala de psiquiatría

Regresé a la selva de Boston después de 10 años y comencé a trabajar en mi primer maestría en psicología de salud multicultural. En un hospital público encerrada en una sala psiquiátrica, hice trabajo corporal y mecí a mujeres esquizofrénicas para dormir en lugar de su sedante diario. Aún enseño la técnica de mecimiento a doctores y clientes como un tratamiento importante para las personas de todas las edades. Después regresé a la selva por dos años…

 

Entrenar a personas que tratan la mente y el cuerpo

Regresé a Boston para tratar clientes y mi práctica clínica se llenó con docenas de psiquiatras que a su vez trataban a sus pacientes quienes se cortaban, quemaban o purgaban, y en general traumatizados, para recibir fisioterapia corporal, nutrición, y a aprender yoga para aliviar su angustia. He escrito muchas historias de ellos en mis libros publicados.

 

Escuela de Medicina de Harvard

Acepté una beca clínica en la Escuela de Medicina de Harvard. Mientras estuve ahí, introduje terapias corporales con pacientes psiquiátricos externos y además desarrollé mis teorías y práctica de las terapias de Mente y Cuerpo para el tratamiento del Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés). Fui nombrada supervisora clínica, pero añoraba la selva de México y a mis pacientes, así que dejé Harvard.

 

 

Perros de terapia

Hace treinta años, empecé a trabajar con el primero de mis distintos perros de terapia y continúo realizando talleres de cómo los perros de terapia ayudan a restaurar el tacto y la sensación con niños y adultos que han sido traumatizados.

 

 

¿Éstos días?

Conduzco entrenamiento de telesalud y realizo supervisión a médicos y tratamientos por telesalud a pacientes asesorados en nutrición de salud mental. Es un placer dar lecciones de manera internacional sobre Medicina Integral, Nutrición para la Salud Mental y Medicina Culinaria.

Trabajo 5 días a la semana con mi entrenador de pilates, yoga, pesas, aeróbicos, bosu y kickboxing. Puedo presionar 300 libras de peso con mis piernas y colocar toda la palma de la mano en el piso estando de pie (¡aunque no las dos al mismo tiempo!) También trabajo y juego con mi perro de terapia Xoco (se pronuncia sho-ko y significa chocolate)

Mi Sueño

Ya he realizado la mayoría de mis sueños. He viajado por el mundo, trabajado en lo que me apasiona toda mi carrera, y tengo una familia adorable y grandes amigos (tanto de 2 como de 4 patas).

Así que ¿qué sigue?

Proporcionarte el conocimiento designado sólo para ti, para que experimentes una óptima energía, concentración y un ánimo excelente.

¿Listo para agendar una consulta para tu salud personal o avance profesional? ¡Me encantaría saber de ti!
Ponte en contacto conmigo. Haz clic aquí.
¿Estás listo para tomar el control de tu salud? Agenda una cita